Hay determinados trabajos y clientes que toda agencia considera un trofeo. Tradicionalmente, las grandes agencias pugnaban por conseguir su coche. Obviamente, sabemos que a la puerta de Newrona nunca van a llamar los de Toyota, ni Mercedes (o sí… vete tú a saber) pero sí teníamos claro que queríamos un cliente de esos que...

Continua leyendo »